Las lecturas se extraen de un servidor externo.
Estamos cargando, paciencia...
Martes de la tercera semana de Pascua
Evangelio según San Juan 6,30-35.
La gente
Comentario: «Es mi Padre quien es da el verdadero pan del cielo»
Autor: San Nersès Snorhali (1102-1173), patriarca armenio
Fuente: Jesús, Hijo único del Padre § 150-161; SC 203
Para los hebreos, separaste en dos el mar a la vista de todos (Ex 14); y para mí, tinieblas espesas. En aquel tiempo te tragaste al Faraón; y ahora, al Príncipe de este mundo, autor de la muerte (Jn 12,31; 8,44). Para ellos, fuiste nube protectora durante el día y de noche, columna de fuego (Ex 13,21). Para mí mi luz, es el conocimiento de tu Hijo, el Verbo, y mi protección, es el Espíritu Santo. En aquel tiempo, diste el maná perecedero, y los que lo comieron murieron; ahora, es tu cuerpo celeste que da vida a los que lo comen. Ellos, bebieron el agua que brotaba del peñasco (Ex 17), y yo he bebido la sangre de tu costado, tú mi Roca (Jn 16,34; Sal. 18,3). Ellos, vieron suspendida la serpiente de bronce (Núm. 21,9), y yo, te he visto sobre la cruz, tú que eres la vida. A ellos, les diste la Ley de Moisés, escrita sobre tablas de piedra; y a mí, la sabiduría de tu Espíritu, tu Evangelio divino. Por eso me será exigido, en relación al bien, mucho más que lo que se les exigirá a ellos... Ya que tú llegaste a ser su Expiador, Oh Señor mío, lleno de piedad, Hijo único del Padre... No me impidas como a la mayoría de ellos entrar en tu Tierra prometida, sino que con los que entraron (Dt 1,36; 31,3), introdúceme en tu patria celeste.
Textos bíblicos extraídos de la Biblia Latinoamericana.
Gracias a evangeliodeldia.org